Reemplazos Protésicos Articulares

Octavio Sierra Martínez

Secretaría de Salud, Hospital General Dr. Manuel Gea González. Ciudad de México, México.

Correspondencia: osierramartinez@gmail.com

Teléfono: 4000 3000 Ext. 3011 / 3018

 

Las innovaciones en los reemplazos articulares no sólo han impactado en los materiales y diseños protésicos, sino también en los procesos perioperatorios de manejo tanto anestésico como de rehabilitación, los cuales han permitido el inicio de actividades tempranas por parte de los pacientes.

 

Artroplastia de cadera

El reemplazo protésico de la cadera ha revolucionado el tratamiento de la artrosis y otras causas del desgaste de la cadera, y probablemente ha sido el procedimiento más exitoso en la historia de la ortopedia. Su origen se remonta a más de 100 años atrás en Alemania (1891), donde se emplearon prótesis de marfil. Posteriormente, también en Alemania, se inició la implementación de prótesis de interposición (fascia, piel, vejiga de cerdo, etc. entre ambos huesos de la articulación) a principios del siglo XX. A partir de 1925 se usaron prótesis de vidrio, las cuales no resistieron el esfuerzo, y posteriormente se inició el uso de acero inoxidable.

McKee, en 1953, fue el primero en usar una prótesis de dos componentes metálicos de superficie, y poco después, Thompson diseñó la primera prótesis con vástago para fracturas de cadera, con aleaciones de cromo-cobalto. Sir John Charnley, ortopedista inglés fue considerado el padre de la prótesis total de cadera moderna en la década de los sesentas, al proponer las prótesis de baja fricción, con cabezas pequeñas que articulan con polietileno y cemento acrílico, propuesta que hoy en día funge como el principio de las prótesis actuales.

Actualmente se realizan en el mundo más de un millón de prótesis al año, con técnicas estandarizadas y mejoras en los materiales empleados, lo que ha aumentado el tiempo de duración de las prótesis, entre 15 y 20 años entre el 80 y 70 % respectivamente,,1 y reduciéndose la edad promedio de las personas que se someten a cirugía, lo que ha provocado mayor desgaste de los implantes por el incremento de la demanda entre la población más joven, por lo cual ha sido necesario mejorar los materiales para disminuir las complicaciones y aumentar la supervivencia. (Fotografía 1)

Durante los últimos 20 años han destacado avances como la fijación de las prótesis de cadera sin cemento a través de metales porosos que permiten más adhesión al tejido óseo.

El tipo de materiales que mantienen contacto donde se presenta la fricción entre los componentes de la prótesis se conoce como “pares” y se constituyen de diversos materiales. Durante los últimos 50 años la cuestión ha cambiado paulatinamente, pues la intención es disminuir el desgaste, mejorar la función y no provocar complicaciones; a través del tiempo ha mejorado la calidad de los polietilenos y los procesos de esterilización.

Los pares más utilizados son las prótesis de metal-polietileno o polietileno-cerámica, incluso esta última ha demostrado una gran durabilidad, pero cuando se combinó con otra cerámica (cerámica-cerámica) se observó que la fricción provocaba un sonido agudo e intenso que resultaba incómodo para los pacientes. Los pares metal-metal muestran también poco desgaste, pero sin poder usarse en cualquier paciente por producir iones metálicos, los cuales elevan el riesgo de la aparición de tumores en mujeres pre-menopáusicas. Actualmente, el par polietileno-metal se mantiene dentro del estándar de oro, por tener mayores evidencias a largo plazo.

Las modificaciones en los tamaños de la cabeza femoral también ha presentado cambios en la historia de las prótesis. Las más utilizadasson las de 28 mm, las cuales experimentan menor fricción y desgaste, pero con inestabilidad, provocando más frecuencia de luxaciones.

En general se considera que las prótesis pueden tener una duración entre 15 y 25 años, dependiendo de factores como la edad a la que se colocan (dura menos en personas más jóvenes por estar sometidas a mayor trabajo), la calidad del hueso y los tipos de prótesis.

El recambio de prótesis (prótesis de revisión) ha requerido también de modelos diferentes, ya que es inevitable el daño o pérdida de calidad de hueso, por lo que existen prótesis de mayor longitud, con medios de fijación más estables, que han permitido que dichas prótesis más sofisticadas tengan una duración más longeva. (Fotografía 2)

Referencias

  1. Markatos K, Tsoucalas G, Sgantzos M: Hallmarks yn the history of orthopaedic implants for trauma and joint replacement. Acta Med Hist Adriat 2016 Aug:14(1):161-76.
  2. Hip Implants [Internet]. American Academy of Orthopaedic Surgeons; 2007 Oct [cited 2011 Nov 16]. Available from; http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00355
  1. Kinght SR, Aujila R, Total ip Arthroplasty – over 100 years of operative history. Orthop Rev (Pavia) 2011 Sep 6; 3(2): e16.
  2. Kurtz SM, Muratoglu OK, Evans M, Edidin AA: Advances in the processing, sterilization, and crosslinking of ultra-high molecular weight polyethilene for total joint arthoplasty. Vol. 20, Sept 1999, 1659-1688).

Cómo referenciar este artículo

Cómo referenciar este artículo